Aline, insumos para heladerías, pone foco en el norte y alista su primera escuela [Nota de Gestión]

Las ventas en otras regiones representan el 50% de facturación de la compañía. El CEO de Aline Professional, Jorge Morales, considera que esta participación aún puede crecer.

La distribuidora de insumos italianos para heladerías, Aline Professional, apoyará su crecimiento este año en la captación de nuevos clientes, en particular del norte peruano, aprovechando la prolongación del calor en el país.



El CEO de Aline Professional, Jorge Morales, señaló que busca incrementar la participación de las regiones en las ventas de la compañía. Actualmente, representan el 50% de la facturación, mientras que hace un par de años el share era de solo 10%. De la tasa actual, 20 puntos porcentuales corresponden a regiones del sur como Arequipa, Cusco, Moquegua y Tacna, otros a 20 regiones de la selva, y un 10% ciudades norteñas como Trujillo, Chiclayo y Piura.

 

“Queremos poner énfasis en incrementar nuestras ventas en el norte, y también en algunas ciudades del centro del país”, resaltó. El ejecutivo espera llevar la participación de la marca en provincias a 60% el próximo año por medio de la búsqueda directa de nuevos clientes.

 

Debido a las temperaturas inusualmente elevadas este año, a causa del Niño Costero, la demanda de helados ha crecido y las ventas de Aline Professional se incrementaron 20% este año versus las de 2022, según las estimaciones de Morales. Esta tasa de crecimiento sería el doble de la alcanzada el año pasado, que cerró con una facturación de alrededor de S/ 2 millones.

 

Aline Professional lleva 7 años en el mercado y cuenta con dos líneas de negocio: la de pastas y bases para helados representa el 70% de las ventas, y la de maquinarias para elaborar helados el 30%. En la primera, abastecen a más de 180 clientes con insumos de la marca italiana MEC3, principalmente de sabores de helados que no son comunes en el Perú; mientras que la segunda comercializan artefactos de ocho marcas diferentes.

 

Sus clientes son Cencosud, Pastelería San Antonio, Sarcletti, Dalcello, La Bisteca, La Panera, Zacateca, entre otros negocios que preparan y comercializan sus propios helados artesanales.

 

Durante el 2022, el alza de los fletes incrementó los costos de la compañía en 10%, pero esta optó por no trasladar el incremento a los clientes. Por esta razón, la rentabilidad se redujo en una quinta parte, pero ha venido recuperándose progresivamente.

 

Abrirá una escuela de heladería

 

Aline planea abrir un local en San Isidro el próximo mes que tendrá, en el primer piso, una cafetería para la atención al público y en el segundo, una escuela de elaboración de helados artesanales, soft y caseros, que tendrá por nombre Alimenti.

 

La apertura de este local de 700m2 implica una inversión de alrededor de US$ 1 millón. La empresa podría replicar dicha escuela en el 2025 en Cusco, adelantó Morales.

 

Fuente: Diario Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *